Cementado, Temple y Revenido

La cementación es un proceso termo-químico superficial, a través de la difusión del carbono en el acero para la formación de una capa de alto contenido de este elemento, el cuál es templado y revenido posteriormente.

Las temperaturas de saturación y difusión oscilan entre 780-930°C, después se realiza el temple y finalmente el revenido para ajustar la dureza. Se pueden obtener capas de 0.05-3.00 mm (0.002”-0.120”).

Este proceso se puede realizar en hornos de sales o de atmósfera controlada. Se pueden realizar cementaciones localizadas con la ayuda de una pintura anti-carburante que evita la penetración del carbono en las zonas en donde estas se aplica.